¿Sabías que, al elegir el color para tu logo, su aplicación o campañas para tu marca? Puedes estar influyendo directamente en su éxito o fracaso.  Hay tantas posibilidades que puedes sentirte inseguro, ahora mismo; para evitarlo te compartimos cuatro principios básicos sobre los colores a tener en cuenta:

  1. El color es parte de la identidad de las marcas.

Una marca tiene que apropiarse de sus colores, al definir qué color utilizar debes hacerlo tuyo y permitirle brindarte la personalidad planificada. Todo lo que envuelve al negocio es una completa unidad, piénsalo bien para que todos tus esfuerzos gráficos de mercadeo y publicidad caminen de manera armoniosa, según los colores que utilices.

  1. El color influye.

El color se inserta en la memoria de las personas, brindándole a tu marca un aspecto diferenciador que los harán recordarte por más tiempo. Además, los colores influyen en el estado de ánimo de las personas, su apreciación sobre la realidad y puede llevarlos a experimentar mejores sensaciones sobre tu marca.

  1. El color brinda presencia.

Con un color que te diferencia logras posicionarte en la mente de los consumidores, La percepción de los productos o servicios que ofrece tu empresa pueden llegar a tener un mejor impacto en los clientes, debido a los colores que decidas utilizar.

  1. La teoría del color es una herramienta indispensable.

El impacto emocional de los colores es tan grande que se han realizado estudios sobre el tipo de influencia que cada color causa en las personas. Haz el tiempo para conocer un poco más sobre ella e identifica los beneficios que la aplicación de algunos colores puede generar en tus clientes potenciales.

Para conocer más sobre la aplicación de colores y como maximizar sus beneficios en tus campañas publicitarias, contáctanos al 2557-0916